Cavaban en una obra de una escuela y hallaron restos humanos de entre 1500 y 2000 años de antigüedad