Miércoles 13 de Diciembre, 08:05 hs
ÍCONO DE HOLLYWOOD

Revelan secretos e intimidades de la vida sexual de Marilyn Monroe

El ex podólogo de Joe DiMaggio contó en un libro detalles de la convivencia de la actriz con su segundo marido.

Revelan secretos e intimidades de la vida sexual de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe, una de las grandes divas de la pantalla grande

El próximo 5 de agosto, Norma Jeane Baker -conocida por su nombre artístico como Marilyn Monroe- cumpliría 91 años. Pese a que hace ya más de 50 años de su fallecimiento, todavía sin esclarecerse, el ícono de belleza sigue siendo una leyenda viva. Ahora salió a la venta un libro sobre el beisbolista y segundo de los tres maridos de la rubia debilidad, Joe DiMaggio, donde se cuentan detalles de la relación que tuvieron.

El libro "Dinner with DiMaggio: memoirs of an american hero” (cena con DiMaggio: memorias de un héroe americano) que cuenta algunas de las confesiones del jugador de béisbol Joe DiMaggio que le hizo a su podólogo y amigo íntimo Rock Positano. "Joe me dijo que me contaba todas estas historias porque algún día podían servirme. Y hago honor a sus deseos escribiendo una biografía respetuosa”, se justifica.

El libro revela no sólo parte de la vida de la leyenda de los Yankees, sino también secretos de la relación que mantenía con su gran amor. Con Marilyn sólo estuvo casado nueve meses, en gran parte por culpa de los excesivos celos del jugador. Aunque desde la perspectiva del podólogo, la razón de su separación se debió a que la actriz no podía tener hijos.
Marilyn y Joe en su etapa más feliz. Foto: AP

Se sabía que él era un hombre muy reservado, pero ahora su Positano relata que vivía pendiente de su virilidad. De hecho, le confesó que para Monroe no había existido un hombre que la dejara tan satisfecha en la cama como él. Se lo contó una noche en un restaurante en Nueva York: "Cuando nos encontrábamos en el dormitorio era como si estuvieran luchando los dioses, había rayos y truenos”.

El libro se basa en lo conversado durante una década de almuerzos, cenas y desayunos que el autor mantuvo con el jugador. Según le confesó DiMaggio, "el único problema" de Marilyn "era su falta de higiene”. El deportista era muy puntilloso y le molestaba que Marilyn pasara varios días sin bañarse, producto de sus bajones depresivos.

DiMaggio hablaba maravillas de Monroe, una mujer a la que admiraba profundamente, más allá de su apariencia física. "Tenía un gran respeto por ella. Siempre hablaba cosas brillantes sobre ella. Contaba lo inteligente que era. No era un rubia estúpida. Era una actriz de mucho talento. Hablaba sobre cómo repasaba los guiones con ella y lo profesional que era”, explica Positano en su relato.
Marilyn y Joe en su etapa más feliz. Foto: AP

Se dice que la pareja rompió por los celos del jugador, que ya no toleraba la imagen famosa de la actriz con la falda flameando por el viento del metro neoyorquino, pero Positano tiene otra teoría: "Marilyn estaba dolida porque estaba imposibilitada para tener hijos”. Con el tiempo Monroe se refugió en los brazos del dramaturgo Arthur Miller, con quien se casó después, aunque, de acuerdo a Positano, la actriz seguía pensando en DiMaggio cuando hacía el amor con su marido.
Comentarios