Martes 26 de Septiembre, 08:06 hs
EN A LAS 7

Rocchia Ferro: “Tucumán es biomasa y buscamos crear energía"

El industrial tucumano reaccionó contra la ordenanza que se aprobó en Córdoba

El industrial azucarero, Jorge Rocchia Ferro  estuvo en A las Siete y habló sobre la problemática que se desarrolló con la provincia de Córdoba por la ordenanza que impide la colocación de azúcar en  la mesa de diferentes confiterías. "Es algo realmente discriminatorio y esto no afecta la producción; solamente buscan demonizar al producto” comentó.  

El industrial azucarero, Jorge Rocchia Ferro  estuvo en A las Siete y habló sobre la problemática que se desarrolló con la provincia de Córdoba por la ordenanza que impide la colocación de azúcar en  la mesa de diferentes confiterías. "Es algo realmente discriminatorio y esto no afecta la producción; solamente buscan demonizar al producto” comentó.

El empresario reveló que en representación de los azucareros tucumanos, del Gobierno de la Provincia y del Centro Azucarero Argentino (CAA) se enviaron a las autoridades de la capital de Córdoba notas explicativas sobre las ventajas del azúcar y los problemas que podría causar esa norma a la actividad azucarera del país.

"El problema es que hoy es Córdoba y mañana cualquier otra capital de la Argentina, y luego otra provincia, y otra. Se sentaría un precedente que puede ser muy negativo para nosotros", subrayó.Además destacó como la mirada en la productividad debe cambiar, en torno a la generación de electricidad y alcohol, y en los avances biotecnológicos de la caña de azúcar.

Cabe destacar que  meses atrás, Brasil se ha convertido en el primer país en autorizar el cultivo comercial de caña transgénica con el evento Bacillus thuringiensis (BT). Los técnicos estiman que la diatraea hoy está causando pérdidas por U$S 1.500 millones y ya están trabajando para añadir rasgos de tolerancia a herbicidas y de producción de otros tipos de proteínas insecticidas.Aquí no se trata de fábricas de azúcar, sino de verdaderas usinas energéticas.

De la molienda de la caña se extrae el jugo del cual se produce alcohol y azúcar. El residuo llamado bagazo, se utiliza para alimentar las calderas aptas para quemar biomasa, que generan la energía necesaria para hacer funcionar la planta y exportar los excedentes.

El alcohol, es transportado desde los ingenios por ductos hacía los centros de consumo, a más de 300 km, lo que impacta en un importante ahorro de combustible, menores emisiones de CO2 y menor tránsito de camiones por las carreteras.


Comentarios