Martes 26 de Septiembre, 07:49 hs
SALUD

Argentina ocupa el primer lugar en obesidad infantil

Argentina se encuentra primera en el ranking regional de obesidad del Panorama de Seguridad

Padres, pediatras y sanitaristas conviven cada día con esta problemática, considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) "uno de los más serios problemas del siglo XXI”. Es que la obesidad infantil está creciendo en el país "a un ritmo alarmante”, es cada vez más precoz y donde inculcar buenos hábitos alimentarios es la clave para prevenir.

Primeros en el ranking

Argentina se encuentra primera en el ranking regional de obesidad del Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional elaborado por la OMS. Según ese informe, el 9,9% de los niños menores de cinco años padecen el problema.

En tanto que para la Federación Interamericana del Corazón, se estima que en América latina la prevalencia de sobrepeso y obesidad en chicos menores de 5 años es de más del 7%; en escolares hasta los 11, de entre el 18,9 y el 36,9%, y en adolescentes de 12 a 19 años es del 16,6 al 36,8%.

Es decir, del total de niños y adolescentes de América latina entre el 20 y el 25% de la población tiene sobrepeso y obesidad.

Comer por placer

"El signo obesidad se está haciendo cada vez más precoz" -coincide el doctor Julio Montero, ex presidente de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimenticios (Saota). Esto permite prever que el futuro para estos chicos y para el conjunto de la población no es muy esperanzador.”

"El verdadero problema es que no sabemos cuáles son las causas de la obesidad infantil -explica el especialista-.Sí conocemos algunos mecanismos, sabemos que no hay una sola obesidad, sino muchas, y que su consecuencia final es el aumento de la masa lipídica.”"El exceso de peso muestra que hay una respuesta acelerada e inconveniente -subraya Montero-. No es inadecuada: por el contrario, es adecuada al entorno. Está vinculada con la aparición de patrones metabólicos que cuando persisten en forma crónica se acompañan del desarrollo de enfermedades.”

Factores de riesgo

Según los especialistas, la obesidad en la niñez se debe a la combinación de varios factores. "En lo que más atención se pone es en el exceso de comida, pero esto no va desligado de la calidad -destaca Montero-. Hay comestibles que generan mayor necesidad de comer y condicionan nuestro metabolismo para que el exceso sea convertido en grasa de reserva. 

Otros fenómenos son secundarios: la actividad física es un "disimulante". Aquel que hace actividad física tendrá una amortiguación mayor de los procesos obesogénicos, pero es difícil que el nivel de actividad física sea suficiente para prevenir la obesidad. Lo mismo ocurre con el crecimiento: mientras estos chicos se alargan, la sobrealimentación queda disimulada, pero cuando se detiene el crecimiento, se da rienda suelta a las modificaciones corporales.”

Sin kioscos saludables

Si bien a principio de octubre del 2016 la Cámara de Senadores dio sanción definitiva al proyecto que crea el Programa de Promoción de Alimentación Saludable (PAS), que será obligatorio en todas las escuelas, para proteger la salud de la población infantil y adolescente, a casi un año nada de esto ha pasado.

En el texto se detallaba que los servicios de comedores escolares que se brindan en instituciones educativas de gestión estatal y en instituciones educativas de gestión privada adecuarían sus menús a la Guía de Alimentos Saludables.

También que el Estado provincial destinaría "los recursos financieros necesarios para asegurar la implementación del Programa de Promoción de Alimentación Saludable, asignando las partidas correspondientes de rentas generales”. Esta iniciativa quedó sólo en eso. 

Comentarios