Martes 16 de Enero, 04:58 hs
encuentro

Mauricio Macri se reunió a solas con María Eugenia Vidal

La gobernadora se quedará una semana de vacaciones en Cumelén, el barrio privado donde está descansando el primer mandatario

Cada vez que le preguntan a María Eugenia Vidal por el contenido de una reunión con Mauricio Macri, la gobernadora siempre minimiza la relevancia de esos encuentros. La previa de su viaje a Villa La Angostura para encontrarse a solas con el Jefe de Estado no fue la excepción. "Entiendo que les parezca raro que haya buena onda entre un Presidente y un gobernador, pero para nosotros es lo normal”, responde en una clara alusión al vínculo sinuoso entre Cristina Kirchner y Daniel Scioli.

Macri y Vidal se reúnen todas las semanas, por lo menos una vez. La gobernadora suele visitarlo en la Casa Rosada, o los sábados por la mañana en Olivos o en la quinta del Presidente, Los Abrojos, en el límite entre Malvinas Argentinas. Cuando las palabras son más urgentes, cruzan llamados y mensajes de WhatsApp. Ahora lo hicieron en medio de la embestida judicial contra un sector del sindicalismo y de la detención de Humberto Monteros y otros dirigentes de la UOCRA de Bahía Blanca, contra los que la gobernadora venía apuntando desde hacía varios meses.

A diferencia de su mentor, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y de los gobernadores patagónicos que visitaron al Presidente durante sus vacaciones en La Angostura, a Vidal no la acompañó ninguna comitiva de ministros.

El gesto tiene una razón de ser: la gobernadora fue sola hasta la casa del Presidente porque no apurará el regreso. Permanecerá una semana de vacaciones junto a sus dos hijas en Cumelén, el mismo y exclusivo barrio privado donde el Presidente se hospeda desde el 25 de diciembre.

¿Extenderá sus vacaciones como hizo el Presidente, que en un principio volvería el 2, luego el 7 y finalmente lo hará este fin de semana? "No, de ninguna manera, mi distrito es la Provincia y no puedo ausentarme más de 7 días. El Presidente gobierna toda la Argentina”, lo defendió entre risas en la intimidad.

Algunos de los colaboradores de la gobernadora señalaron que, a pesar del clima distendido y de la falta de asesores; el Presidente y la gobernadora hablaron temas de gestión. Después de todo, la suerte de ambos está atada. "Todos los números van a estar sobre la mesa: Vidal va a hablar de obras, reformas pendientes de Justicia y Seguridad, del plan para urbanizar villas -que financia en parte Nación- y de algunas reformas de mordernización del Estado”, adelantaron desde su entorno.

La foto que registró el encuentro fue distinta -más distendida, en un sofá, en lugar de una mesa de trabajo- a las que el Presidente se tomó con los demás gobernadores que lo visitaron.

La gobernadora, a su regreso, trabajará en su despacho de La Plata, en el de la sede del Banco Provincia en la Ciudad y viajará a Mar del Plata y a la Costa para actividades puntuales. (Clarin)

Comentarios