Domingo 18 de Noviembre, 08:57 hs
temporal

Una fisura en una represa de Bolivia genera alarma en Salta y Tucumán

Podría producir la crecida del río Pilcomayo y otros ríos salteños que que confluyen en nuestra provincia y que aportan al dique El Cadillal

Las fuertes lluvias que cayeron en los últimos días en el municipio tarijeño de Villamontes, Bolivia, provocaron una fisura en la presa Chimeo, por donde filtró agua del río Pilcomayo y puso en alerta a pobladores ribereños que, de acuerdo con las autoridades bolivianas, podrían ser evacuados. La noticia causó alerta en las autoridades salteñas ya que ante una posible ruptura o más filtraciones aumentaría el caudal del afluente y por ende el riesgo de inundaciones en las ya complicadas localidades del norte salteño, especialmente las de Santa Victoria Este. En tal caso, podrían crecer los volúmenes de agua de los ríos que confluyen en Tucumán y que aportan al dique El Cadillal.

La noticia fue confirmada por el gobernador regional del Gran Chaco de Tarija, José Quecaña, quien informó que las lluvias no sólo afectaron a la presa Chimeo, sino también a la presa Caigua donde hubo rebalse de agua. A tal efecto, maquinaria fue desplazada al lugar y se evalúa si procede o no a la evacuación de al menos 2.000 personas que estarían en riesgo de agravarse la situación.

"Lastimosamente es por la lluvia que ha caído y en tres días la presa se llenó, lo que debía ser en dos meses. Eso está ocasionando varios problemas, no solo en la presa Chimeo, porque en la presa Caigua hay un rebalse y lo que estamos haciendo tanto con el Ejército, la Policía, la Gobernación regional y el municipio es controlarlo”, informó Quecaña.

Por su parte, el viceministro de Defensa Civil, Eduardo Brú, confirmó que existe una fisura. En ese sentido, indicó que ingenieros especialistas están trabajando para que esa presa pueda ‘desahogarse‘ por completo y eliminar todos los posibles riesgos que pueda existir en esa zona.

El gobernador regional indicó que la presa Chimeo todavía está en construcción. Ésta inició en agosto de 2015 con presencia del presidente Evo Morales. Tiene una inversión de 127 millones de bolivianos. Se trata de una represa con una altura de 34 metros y con capacidad de embalse de dos millones de metros cúbicos de agua, según información oficial.

 

Desmentida

Durante el transcurso de la mañana, en las redes sociales se informó que la represa se había roto, sin embargo, la información fue desmentida por el alcalde de Villamontes (Bolivia) Omar Peñaranda: ‘No sabemos de dónde salió esa versión (...) estamos alertas, sin minimizar, pero no ha ocurrido‘, dijo.

Comentarios