ACTUALIDAD

El multimillonario sindicalista Marcelo Balcedo recuperó una lujosa Ferrari

viernes, 16 de octubre de 2020 · 16:02

Marcelo Balcedo, el gremialista que comandó el Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), recuperó esta semana la Ferrari California, el Mercedes Benz McLaren y otros vehículos de lujo que quedarán embargados en su lujosa chacra en Piriapolis mientras cumple su condena por lavado de dinero.

Este procedimiento forma parte de un acuerdo al que Balcedo y su esposa Paola Fiege arribaron con la justicia de Uruguay. Aceptaron su culpabilidad y pagarán una cifra millonaria a través de la subasta de buena parte de sus bienes. Pero de esa forma evitarán volver a la cárcel y mantendrán el beneficio de la prisión domiciliaria, además de retener algunas de sus unidades.

Balcedo fue condenados por lavado de activos, un delito continuado de contrabando y un delito de tráfico internacional de armas de fuego, municiones, explosivos y otros. Tiene una pena de cuatro años y ocho meses de prisión, a la que se le deben descontar la prisión preventiva ya cumplida.

Por su parte Fiege fue condenada por asistencia al lavado de activos y debe enfrentar una pena de tres años a la que se le deberá descontar la prisión preventiva ya cumplida.

La vuelta de sus autos de lujo

En la tarde del jueves, el matrimonio fue testigo del regreso de algunos de sus autos de lujo más emblemáticos. La propia Fiege dirigió el traslado de los vehículos desde la Brigada Anti-Drogas en Montevideo hasta la residencia que ambos comparten en el este, según consignó el diario La Nación.

Sin embargo, en estos días la Junta Nacional de Drogas, a través del Fondo de Bienes Decomisados, subastará otras unidades de lujo como un Porsche, un Camaro y una Land Rover. También se le decomisó al matrimonio cuatro millones de dólares y el chalet “Sounion” de Playa Verde, en Maldonado.

En este contexto, el gobierno argentino le pide a la justicia uruguaya que Balcedo no recupere unos U$S 2,5 millones y un fajo de pesos de ese país. Aseguran que el dinero formó parte de la asociación ilícita que se confeccionó en el Soeme y que de alguna manera debe volver al sindicato.

Es que una vez que Balcedo cumpla la pena en Uruguay, deberá enfrentar el proceso que se inició en La Plata. Allí se lo investiga por lavado de dinero, asociación ilícita y defraudación, según la acusación del fiscal Ernesto Kreplak. La Justicia argentina entiende que el sindicalista aún tiene un importante remanente de bienes que deben ser resguardados hasta tanto culminen todos los procesos en su contra. /TN

Más de