Ingresar | Registrarse

16 de Abril del 2014 - Tucumán - Argentina

Conocé a Milena Hot, la reina argentina del cine porno

Comenzó su carrera como bailarina y después de recibir la autorización materna incursionó en el cine erótico. "Conocí a un montón de chicas del ambiente que han hecho cada cosa y las tratan como a unas ladies", le contó a .

29 . 04 . 2010 | 01:17

Votá

| 5 votos

COMPARTIR

TAMAÑO DE TEXTO

IMAGENES

Al momento de la entrevista, Milena Hot hablaba por la otra línea telefónica con un fanático uruguayo. Después de despedirse, la morocha –que fue galardonada por nueve años consecutivos como la mejor estrella porno latina- se soltó y entre pregunta y pregunta desvistió la cotidianeidad de un género tan polémico como estigmatizado.



“En un día normal, me levanto a las siete de la mañana y llevo a mi hija al colegio. Cuando vuelvo a casa leo el diario, chequeo algunas cosas en Internet hasta que arranca la jornada de la productora”, contó Milena a , quien además de ser actriz también trabaja como ejecutiva en su propia productora.



Con un nombre establecido y una carrera fuerte, resta preguntarse cómo y por qué decidió ingresar al mundo del porno. “Yo arranqué como bailarina y en ese momento la gente no encasillaba tanto. Cuando decidí desembarcar en el mundo del cine condicionado la gente empezó a mirar un poco de costado porque es algo automático. Hay un doble discurso y una estigmatización, pero yo soy actriz y no prostituta”, confiesa la actriz que pese al inicio complicado sólo decidió escuchar a una sola persona: su madre.



“Mi mamá fue la primera que se enteró porque fue la única a la que le pedí permiso. Después de contarle que me habían ofrecido participar en una película ella me pidió que me cuidara muchísimo y que le llevara las fotos y una copia de mi primera peli”, recuerda entre risas.



Con un cambio de vida radical, la Cicciolina argentina desembarcó por completo en la industria del cine porno y eso la llevó a modificar sus rutinas. “ Es imposible tener una pareja que no sea del ambiente, le pasa tanto a las mujeres como a los hombres. Cualquiera tiene la fantasía de que su pareja sea una actriz o actor porno pero el prejuicio siempre puede más”, explica la actriz que hoy cuida a su hija de once años.



“Mi hija se enteró a los seis años porque ella veía que cuando llegaba a la puerta del colegio, los padres y las madres de sus compañeritos me pedían autógrafos. Entonces le tuve que explicar a qué me dedicaba y le prometí que cuando tuviera 21 años le iba a regalar todas las películas”, recuerda. Sin embargo y pese a la promesa, la madre hot asegura que no se las mostrará ni a su hija ni a sus sobrinos. “Sé que las pueden conseguir, pero no voy a ser yo quien se las entregue”, afirma.

Una de las grandes preguntas de la audiencia tiene como centro de debate a la veracidad de los orgasmos que se proyectan. “Son todos fingidos –ríe-. Una sola vez estuve a punto, pero no llegué. Nosotros estamos acostumbrados a la exposición, el sexo se convierte en un juego y lo vivimos con adrenalina. Es algo divertido, por eso se vive diferente en el plano privado”, asegura Milena.

En 250 películas, Milena sólo tuvo que afrontar dos situaciones en las cuales sus coestrellas no le caían bien. “En realidad, si te lo ponés a pensar, el promedio es muy bajo”, aclara entre risas para luego hablar de su afamado récord. Es que más allá de su productora, Milena tiene el récord de mayor cantidad de penetraciones en una película latinoamericana. Lo que en la industria se conoce como un “Gang Bang”.



“Estaba como nene con chiche nuevo. Era mi primera vez en un Gang Bang tan grande porque yo venía trabajando con siete actores por película. Cuando me dijeron que eran 25 pensé: ‘Me van a matar’, pero finalmente acepté porque sabía que lo iba a superar”, confiesa Milena quien, frente a la pregunta obvia, asume: “Después de eso, no hago más películas con un solo actor porque me siento boba , perdida y no sé qué hacer con mis manos”.



Los preparativos para las películas la llevan a mantener un extremo profesionalismo. “20 días antes empiezo a hacer una dieta estricta y los últimos 10 sólo ingiero líquidos. Tomo todas las protecciones y cuido las zonas que se van a usar en el rodaje con técnicas que me enseñaron algunas colegas de afuera”, aclara.



Finalmente, la estrella porno decide ingresar en el debate sobre la farándula local y dispara: “Yo he conocido un montón de chicas del medio que han hecho cada cosa y sin embargo las tratan como a unas ladies. En cambio cuando digo que soy una actriz porno la gente estigmatiza de inmediato sin diferenciar lo que soy yo como artista y lo que soy como persona”.



Con el sueño de entrar al certamen de Marcelo Tinelli y con una carrera que logró posicionarla como el hito de la industria nacional, Melina Hot pisa firme y promete seguir rompiendo tabúes.

ENVIA TU COMENTARIO