E-COMMERCE Y DERECHOS

Hice una compra por internet pero después me arrepentí … ¿qué hago?

Resulta indispensable que quienes contraten en estas plataformas conozcan sus derechos y los hagan valer para evitar abusos.
miércoles, 16 de octubre de 2019 · 13:34

En épocas donde se prometen increíbles ´ofertas´ y existen enormes facilidades para acceder a la modalidad de compra on-line, el Consumidor cuenta con una poderosa herramienta que le permite retractarse y ´volver´ el tiempo atrás.  Conocé tu “derecho a la Revocación”.

Imágenes de productos (electrodomésticos, entradas para cines o espectáculos, etc) junto a cuentas regresivas de relojes que se aproximan a la hora “0:00:00”, frases como “última habitación disponible” o los clásicos “aprovechá ya que se agota” y “no lo pienses tanto”, son postales comunes en cualquier sitio a los que podemos acceder desde nuestros celulares o notebooks. 

Estas efectivas -pero no ingenuas- estrategias de marketing buscan inducir al potencial cliente a la compra inmediata  y casi como una “pulsión al shopping”, la persona se ve expuesta a decidirse “en milésimas de segundos” ya que de lo contrario “la oferta caducará” y en consecuencia resultará “privada” del bien objeto de deseo.  

Con perversa lógica de mercado, la acción que nos proponen, a tan solo un click de distancia, sintetiza que a mayor inmediación y celeridad en la transacción, menor es la capacidad de pensamiento y deliberación del comprador.

La puesta en escena de esta operación no es casual ya que es el proveedor quien decide qué, cómo, cuándo y dónde exhibir los productos que se nos ofrecen en la pantalla  así como, también, diagrama su disposición en la página web (menú, diseño,  etc). Es por ello que el consumidor merece ser objeto de tutela y protección legal para evitar “caer en la trampa” de la desinformación.

A los detractores de la compra-venta virtual,  lamentamos decirles que  internet llegó para quedarse ya que el auge del comercio electrónico es una realidad y, como tal, los beneficios  que ofrecen estas transacciones son múltiples (menores costos, mayor oferta y seguridad, etc.)  entonces resulta indispensable que quienes contraten en estas plataformas conozcan sus derechos y los hagan valer para evitar abusos.

Pero vamos al caso práctico, ¿qué hacemos cuándo compramos a través de alguna plataforma online y después nos arrepentimos?. Sí esas zapatillas que tanto anhelaste no resultaron como las que se mostraban en las imágenes, la camiseta ultra slim fit no te quedó como a CR7 o ese  viaje al exterior que pagaste en 18 cuotas ya no te interesa…. en  este artículo encontrarás la solución jurídica a tu problema.

El “derecho a la revocación” es una potestad consagrada expresamente en los Art 34 de la LDC y 1110 del NCCC que permiten al comprador “retractarse” de su aceptación en la compra y, en consecuencia, “arrepentirse”  de la operación mercantil realizada.

En su  origen, esta normativa, se encontraba prevista exclusivamente para “ventas domiciliarias o por correspondencia”, que eran aquellas que se concertaban fuera del establecimiento comercial del proveedor y la finalidad con la que estatuyó esta figura era para “proteger” a los consumidores que adquirían bienes o servicios a distancia.

El debido asesoramiento al cliente, el derecho y acceso a la información, la posibilidad de comparar aquello que se ofrece con lo que efectivamente se recibe, son algunos de los bienes jurídicos a los que se aspira a brindar tutela efectiva.

En la actualidad es unánime la opinión de la doctrina y la jurisprudencia en admitir esta figura a los casos de transacciones realizadas en portales de e-commerce por lo que el “derecho a la revocación” se encuentra vigente y su ejercicio encuentra un marco de aplicación amplio.

PLAZOS PARA EJERCER EL DERECHO A REVOCACIÓN

El consumidor tiene derecho a revocar la aceptación del contrato concluido a distancia durante el plazo de DIEZ (10) días corridos contados a partir de la fecha en que se entregue el bien o se celebre el contrato, lo último que ocurra.

UTILICÉ EL BIEN QUE ADQUIRÍ ¿PUEDO REVOCAR?

Sí. Además el consumidor no tiene que abonar suma alguna por la disminución del valor de la cosa que sea consecuencia de su uso normal  y también tiene derecho al reembolso de los gastos necesarios y útiles que realizó en ella.

¿CÓMO HAGO PARA EJERCER ESTE DERECHO?

Basta con informar por el mismo medio que se realizó la transacción o similar (también es válido el uso de cartas documentos) del ejercicio de su derecho a revocación. No hace faltan fórmulas sacramentales ni rigorismos técnicos, tampoco acreditar los motivos o las causa de la devolución. También se puede realizar la devolución “física” de la cosa al proveeddor dentro del plazo legal.

¿QUIÉN PAGA LOS COSTOS DE DEVOLUCIÓN?

Los gastos son a cargo del vendedor; en consecuencia es  éste quien deberá asumir  los costos (fletes, embalajes, correo, etc) que insuma su devolución. El ejercicio del derecho de revocación no debe implicar gasto alguno para el consumidor

¿SON VÁLIDAS LAS RENUNCIAS?

Esta facultad NO puede ser dispensada por el consumidor ni renunciada; por lo tanto cualquier cláusula que exhiba el proveedor limitando el “derecho a revocación” es nula y debe tenerse por no escrita en el contrato.

* Mariano Jaramillo

mariano@jaramillo.com.ar

Comentarios