INSÓLITO

El "diablo colombiano" se llama Caim Mortis y es creyente de Dios

Caim decidió cambiar su aspecto físico con más de 32 perforaciones en el rostro, implantes en frente y brazos, tatuajes en el cuerpo y hasta en los ojos
lunes, 29 de mayo de 2017 · 13:33
Por más de 11 años, Caim Mortis ha pasado modificando su cuerpo,desde tatuajes en todo el cuerpo, incluso en los ojos, implantes de cuernos y docenas de piercings, para conseguir un cambio radical en su apariencia física, lo que ha dado el título de el Diablo colombiano.
Cuando Caim decidió modificar totalmente su aspecto físico, tuvo que mudarse a México de su natal Colombia, luego de haber sido rechazado por su familia, quienes son de creyentes de la Iglesia católica, y lo consideraban un hombre satánico.
 
Caim dijo que la reacción normal de la gente cuando lo ve es quedar en shock o sorprenderse:
"Lo primero que me preguntan es ¿Te duele? o ¿Quién te hizo esto?”.

Según el DJ, la cultura de modificación corporal no ha sido una etapa o una moda, sino algo que ha realizado durante varias edades, pero todas las personas que conoce piensan lo contrario.
"Una de las principales motivaciones para modificar mi cuerpo, es la de ser único y diferente en comparación con las otras personas del mundo", comentó.
 

MODIFICACIONES

El colombiano tiene implantes debajo de la piel en los pómulos, en los brazos y en la frente con forma de cuernos que lo han hecho famoso mundialmente y ha dado origen a su apodo de "Diablo”.
 
Los implantes de silicona en la frente eran de mayor tamaño, pero por complicaciones tuvo que reducirlos.
 
Mortis también tiene una modificación en la nariz que se asemeja a la de un felino, los ojos son completamente negros,  tiene la lengua bífida como de las serpientes, tiene dientes afilados y también tiene una reducción y modificaciones en las orejas.
 
Además tiene 32 perforaciones en su cara, tatuajes en casi todo el cuerpo y en sus ojos, y su mirada es completamente negra.

 

Uno de los principales mensajes que quiere transmitir con su presencia es romper con los prejuicios de la gente que es diferente.
 
"Me gustaría que la gente no juzgue a otras personas por su apariencia, nadie puede juzgar un libro sólo por su portada y la gente se convierte en juez y verdugo de sus hermanos sin conocer el trasfondo”, reflexionó "El Diablo"

El artista destacó que es creyente de Dios, que incluso estudio teología por tres años y tiene respeto por todas las expresiones religiosas.
 
"Es doloroso, pero ya después de que pase el dolor el resultado, todo por la belleza".
Ahora él vive en México y trabaja en una película que será presentada en 2018 de título La lengua de los demonio.
Más de

Comentarios

Otras Noticias