Jueves 15 de Noviembre, 03:37 hs
POLICIALES

El asesino de Valentín Villegas volvería a la cárcel por dos años

El padre de la víctima dijo que “hay 20 denuncias de delitos violentos que ha cometido este muchacho en los últimos dos meses”

La fiscal Giannoni pidió prisión preventiva. Ahora, el juez Marcelo Mendilaharzu (subroga el Juzgado V), tiene 10 días para resolver el pedido. Franco Alejandro Valdez podría esperar el juicio en su contra tras las rejas.

“Lo primero que pretendo es que el asesino de mi hijo no recupere la libertad. Después, espero el juicio oral. Si no va preso vamos a tener un delincuente que puede atacar a cualquiera. No nos dejen solos. Que no salga más de la cárcel”, expresó Santiago Villegas después de recibir la confirmación de que la fiscala Adriana Giannoni había solicitado dos años de prisión preventiva para Franco Alejandro “Tuerto” Valdez por el crimen de Valentín, ocurrido en Yerba Buena.

El padre de la víctima dijo que “hay 20 denuncias de delitos violentos que ha cometido este muchacho en los últimos dos meses”. “Si es que no va al penal de Villa Urquiza, haré justicia por mano propia”, enfatizó.

El pedido de prisión preventiva fue elevado al Juzgado V, subrogado por Marcelo Mendilaharzu, quien tiene 10 días hábiles para definir el pedido de Giannoni, quien está a cargo de la Fiscalía Especializada en Homicidios. “No voy a parar hasta que pague el último responsable del crimen de Valentín, incluidos los que lo encubrieron. Lo que queremos es Justicia para todos los chicos que vienen muriendo”, agregó Villegas.

“Criminis causa” fue la figura legal que eligió la fiscala Giannoni para imputarle el delito al sospechoso del crimen de Valentín Villegas. Si la acusación se mantiene hasta el juicio, y un tribunal lo encuentra culpable, será condenado a reclusión o prisión perpetua, según lo establece el Código Penal.

Valentín tenía 15 años. El 21 de octubre, después de haber participado de una reunión familiar, fue visitar a su amiga Valentina. Decidieron ir a tomar un helado y, cuando caminaban por San Martín al 1.300, fueron sorprendidos por un motochorro, quien intentó robarle el celular a la joven. El adolescente se puso en el medio para evitar el robo. “¡Corré!”, le gritó y ella le hizo caso. No terminó de emitir esas palabras y el asaltante lo apuñaló a la altura del corazón.

“Estamos conformes con el trabajo de la fiscala Giannoni y de la División Homicidios. Hicieron una tarea brillante. Trabajando de esta manera la Justicia puede salir adelante y recuperar la confianza de la gente”, consideró el abogado Álvaro Zelarayán, representante de la familia.

Fuente: La Gaceta 

Comentarios