Domingo 22 de Abril, 00:10 hs
POLICIALES

Impotencia entre los familiares del hombre que murió al ser arrojado de un colectivo

Los familiares de Vázquez aseguran que fue atacado por Pablo Agustín Rivas, de 19 años, hijo del chofer Juan Pablo Rivas

Los agresores quedaron aprehendidos. La fiscala cambiará la calificación de la causa y ordenó que se practique una autopsia. 

Juan Carlos Vázquez falleció después de 24 horas de agonía. El viernes por la noche, el hombre, de 59 años, habría sido atacado y arrojado desde un colectivo de la línea de colectivos 107, en la zona de El Bajo.


Vázquez fue trasladado de urgencia hasta el hospital Padilla, con un traumatismo encéfalo craneal grave, en estado de coma. Murió en la noche del sábado. Un colectivero y su hijo fueron aprehendidos por ese hecho.

"La lesión en la cabeza, desde un principio, fue lo más grave. Le destrozaron la cabeza a golpes y lo dañaron a nivel cerebral. Desde ayer (por el sábado) al mediodía, su estado era irreversible. Todo esto es muy duro para la familia”, explicó Agustín Vázquez, hijo de la víctima.

Los familiares de Vázquez aseguran que fue atacado por Pablo Agustín Rivas, de 19 años, hijo del chofer Juan Pablo Rivas, de 46, mientras viajaba como pasajero a bordo del interno 9.


Según esa versión, alrededor de las 21.30, Vázquez habría discutido con el colectivero. Aparentemente, le reclamó que no se haya detenido en una parada de calle Charcas, a pesar de que había tocado el timbre.


De acuerdo con esos testimonios, en ese momento el hijo del conductor, quien viajaba en la misma unidad, atacó a golpes de puño al pasajero y lo arrojó del vehículo. Después descendió y lo pateó en la cabeza.


La causa


Los supuestos agresores quedaron aprehendidos. Al declarar, habrían contado una versión totalmente distinta. En ese momento fueron imputados por lesiones graves. Ahora, la causa fue recalificada como homicidio. Según fuentes judiciales, los Rivas dijeron que el hombre no viajaba en la unidad, que se había trepado al estribo del colectivo, que había agredido al chofer; y que cayó accidentalmente.


"Es difícil creer en esa versión. Mi papá tenía problema en una rodilla. No creo que haya podido correr una cuadra ni que se haya trepado al estribo del colectivo”, señaló el hijo de la víctima.


El colectivero habría dicho que no se detuvo porque esa parada no era parte de su ruta y que eso desató el enojo del pasajero. "Tenemos la tarjeta de colectivo que él usó. Era pasajero del interno. Se puede chequear. Espero que no alteren el dispositivo del colectivo”, dijo Vázquez hijo.


Hasta el momento, solo una agente de la Policía habría declarado en la Fiscalía I, de Mariana Rivadeneira. Habría observado cuando la víctima era agredida.


Pericias


La fiscala de turno pidió la intervención de Medicina Legal y de Criminalística de la Policía. Se realizaron pericias en el lugar. También se practicó un análisis toxicólogo a los imputados. Ayer, la funcionaria judicial solicitó que se practique una autopsia.


"Nos parece una medida importante para que la Justicia tenga datos certeros de la causa de la muerte de mi padre. Estamos tratando, a pesar del dolor que sentimos, de entender el procedimiento legal. Sabemos que es importante para que todo se esclarezca y no queden cabos sueltos”, señaló el hijo de Vázquez.


"Por favor, a los testigos que estuvieron les pedimos que declaren. Que se acerquen a la Justicia”, agregó.


"En estas circunstancias, desde la Fiscalía se va a tener que imputar de nuevo el delito. Ahora hay una nueva situación y antes les habían imputado las lesiones graves”, Ernesto Baaclini, abogado de UTA (Unión Tranviarios Automotor).


Fuente: La Gaceta
Comentarios