Viernes 20 de Julio, 15:16 hs
POLICIALES

Terrible: Violó, asfixió y embarazó a su sobrina

La joven, identidad ficticia, llevó a juicio al hermano de su madre, tras violarla y convertirla en madre

El acusado, de 46 años, tenía el rol de padre de la joven. La vejó dos veces, previa asfixia y amenaza. Quedó embarazada y fue madre.

Decepcionada, Luciana enfrenta hoy a su propio tío, cuya humanidad corporiza a un cuasipadre y, al mismo tiempo, al verdugo que la ultrajó sexualmente y embarazó en una localidad del departamento Ojo de Agua, Santiago del Estero.

La joven, identidad ficticia, llevó a juicio al hermano de su madre, tras violarla y convertirla en madre. Ante los vocales Élida Suárez de Bravo, Graciela Viaña de Avendaño y Luis Domínguez, la fiscal Celia Mussi llevará una triste historia de orfandad forzada, carencias y abusos.

Según la investigación, al nacer, Luciana fue entregada por su madre a la abuela (materna). Ella se convirtió en su madre del corazón. La crió y dio los mejores consejos.

Primeros años

También, creció junto a dos tíos, hermanos de su madre, se supo. En el 2014, su abuelita dejó de existir y la jovencita quedó a vivir con el tío cuarentón y solterón.

En agosto del 2015, en aparente ebriedad, el sujeto irrumpió en la habitación de la sobrina. La tomó del cuello y comenzó a asfixiarla. Mientras le ordenaba no gritar, la manoseó en todo el cuerpo. A los gritos, la tiró en la cama y accedió sexualmente, según la causa.

Soledad

Jamás el otro tío notó que la joven había sido vejada, ahonda la causa. Semanas después volvió a tomar por asalto la cama y ultrajar a la sobrina. Sin ninguna amiga o familiar cercano, la víctima nada pudo hacer cuando cesó el período y experimentó los inequívocos signos de embarazo.

Ante mínimas dudas, una cuñada y una tía advirtieron lo ocurrido y acompañaron a la joven al hospital de a zona sobrevino la denuncia y detención del individuo, quien hoy empieza a ser juzgado por "abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda”, es decir por la convivencia.

ADN contundente

Extraoficialmente, se presume que la defensa carecería de herramientas para buscar atenuantes y morigerar el cuadro grisnegro de su cliente. Antes de llegar a juicio, la Fiscalía recibió el informe de ADN, cuyas conclusiones son lapidarias para el tío preso. La ciencia confirmó en un 99,9% la paternidad del niño, prueba irrefutable del ataque sexual. Desde esa prueba científica, la Fiscalía edificará un pedido de condena imposible de derribar en la sentencia final.


Fuente: El Liberal
Comentarios