INFLACIÓN

La ropa aumenta por encima del promedio del IPC

Con el aumento de mayo, la ropa y el calzado sumó 16 meses de alzas superiores al IPC general
miércoles, 15 de junio de 2022 · 11:23

Según el INDEC, la ropa y el calzado tuvieron una suba del 5,8% en mayo: ya acumulan 36,4% en el año y 79,6% en los últimos doce meses. Desde enero de 2020, el aumento de precios del rubro Indumentaria y Calzado que releva de manera mensual el organismo estadístico supera al índice de precios general.

La inflación de mayo fue de 5,1%, informó el INDEC y el rubro Indumentaria volvió a ubicarse por encima del nivel general de precios, impulsada por la inercia de precios y el cambio de temporada.

La situación continuará en junio, cuando a la inercia de los meses previos se suman los aumentos de las tarifas de luz y gas, y en el segundo semestre, para el que se esperan nuevos ajustes en los combustibles, estimó el analista Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market.

Los factores que explican la escalada en los precios de la ropa

Son varios los factores que explican la suba de los precios de la indumentaria: uno de ellos es que el sector fue uno de los más perjudicados por la cuarentena estricta de 2020, al quedar casi paralizado por el cierre total de los comercios.

“Las restricciones impuestas por la pandemia provocaron inconvenientes para producir a lo largo de ese año y, en consecuencia, los stocks quedaron bajos. Luego, en 2021, no aumentaron tanto los precios, porque las restricciones, ya no tan severas, continuaron durante varios meses”, comentó Di Pace a TN.

Otras variables que influyen en el comportamiento de los precios de este sector son los aumentos de los fletes, de los combustibles, de los precios internacionales y la suba del dólar, sumó el especialista.

La postura del sector textil ante la escalada en los precios

En esa misma línea, los empresarios textiles argumentaron que la suba de precios tiene diversos orígenes, como los factores estacionales.

La directora ejecutiva de la Fundación ProTejer, Priscilla Makari, justificó que la indumentaria tenga precios que se mueven de manera más acelerada que el IPC general. Para la dirigente, se necesita encuadrar este fenómeno en el contexto de “inflación estructural que sufre la Argentina desde hace muchos años” y, también, en lo que está pasando a nivel mundial con los precios de las commodities.

Por caso, comentó que las fibras –un insumo clave para la fabricación de prendas- registran aumentos “que no se veían desde hace mucho. Por ejemplo, en mayo de 2022 el algodón, que es un producto que la Argentina produce, lleva acumulada una suba de 196% en dos años, mientras que las fibras sintéticas, que importamos, registran alzas de alrededor del 50% en el mismo período”.

“A eso hay que sumarle el costo de los fletes. Y también hay un factor importante que provoca un cuello de botella: no hay talleres suficientes para confeccionar y también es difícil conseguir mano de obra calificada. Es algo que se profundizó en los últimos seis años y estamos tratando de reconstruir”, señaló Makari, en declaraciones a TN.

Di Pace aportó que el cierre de los talleres, provocado por la escasa demanda, generó también que muchos de los que trabajaban en esa actividad, personas de origen boliviano, decidieran volver a su país.

Los talleres que quedaron en pie tienen una mayor demanda y, por ende, suben sus precios. Por ejemplo, en los últimos tres meses, confeccionar un jean pasó de $180 a $500, mientras una remera escaló de $50 a $120, ejemplificó la Fundación ProTejer.

 

Más de