PERSONAJES

Meghan y Harry se llevaron unos 9 millones de dólares por la entrevista mostrándose como víctimas de la corona

lunes, 8 de marzo de 2021 · 14:28

Las declaraciones fueron explosivas. Desde los pensamientos suicidas o la discriminación que ella sintió hasta el alejamiento de su hermano, William, y su padre, el príncipe Carlos, por parte de Harry.

Frente a Oprah Winfrey, pareciera que Meghan Markle y el príncipe Harry dijeron todo o mucho de lo que querían contar.


Tal vez la necesidad de catarsis estaba latente. Pero, además, tanta exposición no solo fue por una cuestión interna y una estrategia de cara a sus proyectos. También hubo un incentivo económico nada despreciable para acceder al encuentro televisivo.

Según laa información publicada por el prestigioso The Wall Street Journal, Meghan Markle y el príncipe Harry podrían haber obtenido una cifra nada despreciable por su intervención.

La información que replica el sitio Marca es que por las dos horas y media habrían obtenido entre 7 y 9 millones de dólares.

Como un valor estimado, se calcula que los spot publicitarios dados durante la misma podrían haber tenido una tarifa de 325.000 dólares.

A esto se suman los nuevos ingresos por publicidad generados por las retransmisiones y el alto tráfico a los sitios de la cadena.
 

Este alto cachet para Meghan y Harry también tiene que ver con el juego de la oferta y la demanda. La cadena CBS no fue la única interesada en tenerlos en un set de grabación y que ellos prendieran su ventilador de acusaciones.

Desde su llegada a Estados Unidos, a principios de 2020 y luego de la abrupta salida de la corona -el Megxit-, se dice que varios gigantes televisivos norteamericanos los tentaron con jugosas propuestas.

En la elección de CBS tal vez los números mandaron. Pero, además, estar frente a Oprah es garantía de repercusión y calidad. La conductora fue varias veces ganadora del Premio Emmy y su programa, The Oprah Winfrey Show, figura como el ciclo de entrevistas más visto en la historia de la televisión estadounidense.

Otro dato no menor: se dice que es una de las pocas periodistas amiga de la pareja. A tal punto que fue invitada a la boda, en 2018. Ni bien dejaron Reino Unido vivieron un tiempo en casas muy próximas. Lo cual pudo haber afianzado la confianza.