MUNDO

Atentado en Nueva Zelanda: al menos 49 muertos tras el tiroteo en dos mezquitas

Tras el atentado, se han practicado cuatro detenciones, tres hombres y una mujer, según han informado fuentes policiales
viernes, 15 de marzo de 2019 · 06:48

Al menos 49 personas han muerto y otras 41 han resultado heridas en dos atentados registrados en Nueva Zelanda en el interior de dos mezquitas de la localidad de Christchurch, según ha informado el jefe de la Policía neozelandesa, Mike Bush.

En una comparecencia ante la prensa a las 21.00 horas (hora local) de este viernes, el jefe de la Policía neozelandesa ha dicho que han muerto 41 personas en la mezquita de Al Noor, en la avenida Deans, y otras siete en la mezquita de Linwood, además de una persona que ha fallecido poco después en un hospital por la gravedad de las heridas sufridas.

El anterior balance facilitado por la primera ministra del país, Jacinda Ardern, era de 40 muertos y 20 heridos graves. Ardern ha asegurado que la situación vivida este viernes «no tiene precedentes» en la historia reciente de Nueva Zelanda y ha dejado claro que se trata de un ataque terrorista. «Está claro que esto solo puede describirse como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece estar bien planeado», ha señalado la primera ministra neozelandesa, según informa el diario ‘New Zealand Herald’.

Tras el atentado, se han practicado cuatro detenciones, tres hombres y una mujer, según han informado fuentes policiales. Las autoridades de Nueva Zelanda no tenían fichado a ninguno de los cuatro detenidos en el ataque a las dos mezquitas de Christchurch, ha dicho Jacinda Ardern. Uno de los asaltantes fue identificado como Brenton Tarrant, un australiano originario del estado de Nueva Gales del Sur, según indicó una fuente policial australiana a la televisión TVNZ.

«Hay cuatro personas bajo custodia. No nos consta que haya más implicadas pero no podemos asumir que no haya más», ha expresado en rueda de prensa el jefe de la policía, Mike Bush. El informante señaló a los detenidos se les encontraron artefactos explosivos en sus vehículos, y alertó sobre la posibilidad de que el incidente no esté limitado a la ciudad.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, ha afirmado que el asalto fue «un acto de violencia extraordinario y sin precedentes», en lo que calificó como «uno de los días más negros de Nueva Zelanda». «Este tipo de violencia no tiene ningún sentido en Nueva Zelanda. Esto no es lo que somos», dijo en rueda de prensa.

Imágenes del atentado en Nueva Zelanda divulgadas por la televisión mostraron a un hombre detenido al lado de un todoterreno blanco que fue embestido por un coche de la policía. Los agentes mantienen acordonada gran parte de Christchurch, donde miles de estudiantes han quedado confinados en las escuelas hasta que se haya garantizado la seguridad en las calles.

Uno de los tiroteos del atentado en Christchurch (Nueva Zelanda), fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

En las redes sociales también circula un manifiesto de los atacantes que incluiría calificativos peyorativos contra los musulmanes. «Es claramente un supremacista blanco que ha planeado esto durante dos años», dijo un analista en seguridad a la emisora Radio New Zeland.

Varios testigos indicaron que en el interior de una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, incluidos varios miembros del equipo de cricket de Bangladesh, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra el de Nueva Zelanda.

La Policía neozelandesa explosionó hoy dos bolsas de forma controlada en Auckland, en la Isla Norte, tras los tiroteos. Halladas en la estación de tren de Britomart de Auckland, las bolsas solo contenían materiales de construcción.

Las autoridades de Nueva Zelanda elevaron hoy el nivel de alerta al máximo nivel tras el ataque. Han ordenado el cierre de todas las mezquitas del país por seguridad, mientras que todos los colegios y edificios públicos de Chrischurch, en la Isla Sur, también se encuentran clausurados.

Fuente ABC 

Comentarios