PANDEMIA

La OMS confirmó que no se transmite a través del aire

Para evitar este tipo de transmisión, la OMS recomienda el lavado de manos frecuente y siempre que hayamos tocado una superficie en un espacio público
domingo, 24 de mayo de 2020 · 12:31

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó en que el coronavirus se contagia de persona a persona a través del contacto con gotitas respiratorias procedentes de tos o estornudos de una persona infectada por el virus.

Sin embargo, el estudio asegura que el COVID-19 no se transmite por el aire. Lo que quiere decir que es imposible contagiarse por solo respirar en la calle o en un lugar cerrado si no hay un caso positivo cerca que haya lanzado las gotitas recientemente. Por esta razón, el organismo asegura que no es necesario ni eficaz llevar mascarillas como medida de prevención.

Aunque, la organización dirigida por Tedros Adhanom sí recomienda estar a, al menos, un metro de distancia de distancia de una persona con síntomas respiratorios. Ya que a menos de esa distancia es posible que las gotitas respiratorias con capacidad infectiva nos alcancen.

Estas partículas microscópicas tienen entre 5 y 10 micrómetros –un cabello humano tiene más de 100 micrómetros de diámetro– y, efectivamente, quedan suspendidas en el aire cuando alguien estornuda o tose. Luego, caen al suelo por su propia gravedad, y esto hace que una persona que está ubicada cerca del caso positivo se pueda infectar.

Otro de los factores que se trató en el estudio es la permanencia del virus en diferentes superficies. Ya que, si la persona portadora del virus toca un objeto del entorno cercano y, luego, otro individuo también la toca es posible que se produzca un contagio, ya que pueden haberse depositado en el objeto alguna de esas partículas de mayor tamaño.

Para evitar este tipo de transmisión, la OMS recomienda el lavado de manos frecuente y siempre que hayamos tocado una superficie en un espacio público.

Aunque, el organismo pide prudencia a la hora de interpretar los resultados de diversos estudios que tratan este tema, como uno publicado en The New England Journal of Medicine que asegura que el SARS-CoV-2 puede sobrevivir hasta tres días en superficies de plástico y acero inoxidable, y hasta 24 horas en cartón.

Las conclusiones de la citada investigación revelaban que el virus podía sobrevivir hasta tres horas y media en el aire luego de haber sido expulsado en forma de gotitas. Pero la OMS advirtió que este estudio fue realizado en un laboratorio, usando aparatos nebulizadores que no reflejan las condiciones reales de la tos o el estornudo humanos.

El informe de la OMS explica que respecto a la transmisión por aire el estudio se refiere a partículas extremadamente pequeñas, menores a 5 micrómetros de diámetro, que resultan de la evaporación de gotas más grandes y se los suele llamad aerosoles. Estos sí pueden quedar suspendidos en el aire durante periodos más largo de tiempo, en función del calor y la humedad, y transmitirse a distancias mayores de un metro.

Sin embargo, la organización de referencia en Salud, advierte que en el caso del SARS-CoV-2 solo ocurre en circunstancias muy específicas, como puede ser dentro de un hospital donde se tiene que intubar a un paciente o desconectarlo del respirador, o realizarle una traqueotomía, ejemplifica, procedimientos que sí podrían ocasionar aerosoles.

Por eso, el organismo intenta llevar tranquilidad a la población con este informe ya que es poco probable que pueda haber partículas virales flotando en el aire en otras circunstancias.

Un equipo de científicos de Singapur llegó a las mismas conclusiones que la OMS luego de realizar un estudio, que fue publicado en la revista JAM, en el que tomaron muestras de aire en habitaciones de pacientes positivos de COVID-19 y no lograron detectar ARN viral en el aire. En China, concluyeron lo mismo tras analizar 75.465 casos de los cuales e identificar que no se registró ningún contagio por transmisión aérea del virus.

Frente a estos datos, la OMS sigue recomendando que el uso de barbijos sea obligatorio solo para personal de la salud y todos aquellos que estén en contacto directo con infectados de SARS-CoV-2. En estos casos, también sugiere el uso de otros elementos de protección como gafas, guantes y batas.

Sin embargo, cabe destacar que la Argentina el 44% de los contagios se produce por contacto estrecho con personas infectadas. Y, en el caso de convivir o tener que mantener contacto con un caso positivo sí es necesario el uso de todos estos elementos.

En el caso de las personas que deben salir de sus casas para cumplir con tareas esenciales, el organismo recomienda mantener las medidas de prevención ya mencionadas como: lavarse las manos, mantener una distancia social de entre un metro o un metro y medio, evitar el contacto cercano y sin protección con personas que tengan síntomas respiratorios o fiebre, y limpiar y desinfectar superficies que puedan ser foco de contagio con lavandina, alcohol, agua oxigenada u otros productos que eliminen virus./TN