MUNDO

En la Misa de Pascua, el papa Francisco pidió que las vacunas se compartan con los países pobres

“El Señor dé consuelo y sostenga las fatigas de los médicos y enfermeros” por la pandemia del COVID-19, rezó el Sumo Pontífice en la basílica de San Pedro.
domingo, 4 de abril de 2021 · 09:50

En su mensaje de Pascuas de este 2021, el papa Francisco instó este domingo a la comunidad internacional a comprometerse para “superar los retrasos” en la distribución de la vacunas contra el COVID-19 y “para promover su reparto”, en especial a los países de menores ingresos.

“En el espíritu de un ‘internacionalismo de las vacunas’, insto a toda la comunidad internacional a un compromiso común para superar los retrasos en su distribución y para promover su reparto, especialmente en los países más pobres”, expresó el argentino en una vacía basílica de San Pedro, antes de la bendición Urbi et Orbi.

Francisco presidió la misa del Domingo de Resurrección dentro de la basílica, y no desde el balcón de la fachada de San Pedro como marca la tradición debido a que toda Italia está confinada por la pandemia.

Desde allí el Papa rogó que “el Señor dé consuelo y sostenga las fatigas de los médicos y enfermeros” y destacó que “todas las personas, especialmente las más frágiles, precisan asistencia y tienen derecho a acceder a los tratamientos necesarios”.

“La pandemia todavía está en pleno curso, la crisis social y económica es muy grave, especialmente para los más pobres; y a pesar de todo -y es escandaloso- los conflictos armados no cesan y los arsenales militares se refuerzan”, criticó Bergoglio, añadiendo que “¡Todavía hay demasiadas guerras y demasiada violencia en el mundo! Que el Señor, que es nuestra paz, nos ayude a vencer la mentalidad de la guerra. Que conceda a cuantos son prisioneros en los conflictos, especialmente en Ucrania oriental y en Nagorno-Karabaj, que puedan volver sanos y salvos con sus familias, e inspire a los líderes de todo el mundo para que se frene la carrera armamentista”.

A diferencia de otros años, Francisco no nombró a ningún país latinoamericano en su mensaje como venía haciendo hasta ahora.