TERRORISMO

Terroristas palestinos secuestran el cuerpo de un civil israelí en Cisjordania

Terroristas palestinos de la Brigada de Yenín, un grupo del "campo de refugiados" de la urbe, sustrajeron de un hospital el cuerpo de un israelí que murió en un accidente de tráfico en Samaria (norte de Cisjordania).
jueves, 24 de noviembre de 2022 · 12:47

«El cuerpo fue retirado del hospital de Yenín», una población del norte de Cisjordania ocupada y bastión de organizaciones terroristas palestinas, indicaron las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), que intentan recuperarlo.

Poco después, la Brigada de Yenín -formada por una amalgama de organizaciones armadas en Yenín, entre ellas la Yihad Islámica Palestina- reivindicó que sus efectivos «lograron secuestrar el cuerpo de un miembro del enemigo sionista (Israel)».

El fallecido es Tiran Fero, joven israelí de 18 años de Daliat al Carmel, localidad con mayoría de habitantes árabe parlantes de religión drusa, que suelen servir en las FDI. Fuentes mediáticas palestinas locales argumentaron se trataba de un soldado, cuando en realidad el joven era aún estudiante de secundaria.

Para su devolución, la Brigada de Yenín exige ahora a cambio la entrega de los cuerpos de «los heroicos mártires», término que hace referencia a terroristas palestinos abatidos en incidentes con fuerzas israelíes cuyos cadáveres han sido retenidos por el Estado judío.

Tras el secuestro del cadáver del joven, se cerraron esta mañana los puestos del control carretero Jalameh y Salem, dos de los principales pasos desde el norte de Cisjordania hacia Israel, según informó el COGAT, organismo del Ministerio de Defensa que coordina las actividades gubernamentales en esos territorios.

Según la radio pública Kan, el padre y el tío del joven se encontraban acompañándolo en el hospital tras ser sometido a una cirugía -que no sobrevivió-, cuando más de 20 terroristas palestinos armados irrumpieron en el centro médico y se llevaron el cuerpo.

Según el tío, el joven estaba aún vivo en estado de coma y conectado a equipos médicos de urgencia cuando se lo llevaron y, por lo tanto, en la práctica, lo habrían asesinado.

Los familiares de Fero huyeron por miedo a ser tomados como rehenes, y pudieron regresar a Israel gracias a la ayuda de los servicios de seguridad palestinos en coordinación con las Fuerzas de Defensa de Israel, añadió la misma fuente.

En el pasado, las organizaciones terroristas palestinas han secuestrado israelíes, vivos o muertos, para negociar la liberación de presos palestinos y la devolución de los cuerpos de sus integrantes abatidos.

El martes, Fero y otro israelí entraron a la ciudad de Yenín con el fin de reparar un desperfecto en su vehículo. El acceso a esta localidad, como el resto de ciudades cisjordanas bajo control palestino, está vetado a civiles israelíes, pero sí se suele permitir la entrada a la población árabe parlante israelí. «Ambos sufrieron un accidente de coche y fueron evacuados al hospital local para recibir tratamiento médico», informó el portavoz militar.

El segundo civil «resultó gravemente herido y fue evacuado para recibir más atención médica en Israel», añadió la misma fuente. La violencia entre Israel y los palestinos se ha recrudecido desde marzo, con sangrientos ataques terroristas y redadas casi a diario por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel, especialmente en Yenín y Nablus.

Aurora y EFE