INDIA DESAFIA A CHINA

La tensión crece en Asia de la mano de Estados Unidos

Los ojos del mundo están puestos en la península coreana pero se amplía el conflicto que separa a los gobiernos de Nueva Delhi y Beijing: disputas territoriales en los Himalayas y la 'nueva ruta de la seda'
lunes, 10 de julio de 2017 · 22:32
Las marinas de la India, los Estados Unidos y Japón comenzaron una serie de ejercicios navales en el océano Índico con el fin aumentar la cooperación militar de estos países frente a la influencia de China, la cual Nueva Delhi enfrenta especialmente en su frontera norte.

Se trata de una nueva edición de las maniobras anuales Malabar que la India y los Estados Unidos conducen desde 1992 en la Bahía de Bengala, y en las cuales Japón participa desde hace cuatro años.

Un comunicado de los EEUU señaló que los ejercicios "han crecido en escala y complejidad en los últimos años para da respuesta a una variedad de amenazas compartidas en la región del Índico y el Pacífico".

Al respecto, Washington envió este año al portaaviones USS Nimitz, el primero de la serie de buques de guerra más grandes del mundo que forman parte de su Marina.

Las maniobras llegan en medio de fuertes tensiones territoriales en el Pacífico debido a el avance de China en zonas disputadas por varios países, entre ellos, Japón, pero también mientras tropas de la India se mantienen en alerta en el sector de los Himalayas, que comparte con Beijing.

Las dos potencias nucleares mantienen una antigua disputa territorial en una zona de los Himalayas donde la India, Bután y el Tibet confluyen.

En las últimas semanas, las tensiones aumentaron y China acusó a India de mantener soldados en su territorio, mientras que esta asegura que es el área es suya.

Por otro lado, la influencia de Beijing ha llegado también al Índico, donde ha construido bases navales en Sri Lanka, Bangladesh y Myanmar, en el contexto del proyecto de la "nueva ruta de la seda" consistente en un "cinturón" terrestre y una "ruta marítima" a través de Asia, África y Europa.

Esta fuerte inversión en proyectos ferroviarios, de carreteras, portuarios o energéticos, es visto con preocupación por Nueva Delhi, ya que gran parte del "cinturón" terrestre pasa por territorios en disputa.

Los ejercicios Malabar de este año se dan también en el contexto de las declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sobre unas relaciones entre su país y la India que "nunca han sido más fuertes".
Más de

Comentarios

Otras Noticias