PROBLEMÁTICA

Preocupan los casos de obesidad infantil en Tucumán

Advierten que en la provincia se detectan a partir de los seis meses. 'Lo fundamental es la prevención, que comienza desde la lactancia materna', remarcaron desde el Ministerio de Salud.
miércoles, 10 de julio de 2019 · 23:16

La adicción a la tecnología, la mala alimentación y el sedentarismo no solo han aumentado los índices de obesidad entre jóvenes y adultos, sino también en bebés. Y en el caso de Tucumán, comienza a observarse esa tendencia desde los seis meses de edad, según alertó Verónica Felipe Gacioppo, endocrinóloga infantil del hospital Avellaneda.

En ese sentido, se advirtió que la obesidad infantil suele provocar que los niños comiencen a tener problemas de salud que antes se consideraban exclusivos de los adultos, como diabetes, presión arterial alta y colesterol alto, además de que puede generar baja autoestima y depresión.

"Generalmente el paciente llega a la consulta derivado de un pediatra o de la escuela, pero la familia de ese niño no suele ver el problema porque se desarrolla en un entorno que ya se encuentra afectado por el sobrepeso y la obesidad. Entonces, cuando llegan a la consulta ya es tarde", resaltó Felipe Gacioppo.

Desde el Ministerio de Salud dieron a conocer cuáles son los factores de riesgo para estar alertas. 

Alimentación: ingesta de alimentos con alto contenido calórico, de azúcares o grasas.

Factores hereditarios: si proviene de una familia de personas con sobrepeso, o si en su entorno siempre hay alimentos disponibles que son ricos en calorías y no se fomenta la actividad física.

Factores psicológicos: el estrés personal, parental y familiar puede aumentar el riesgo de un niño de padecer obesidad.

Complicaciones físicas

Diabetes tipo 2: la obesidad y un estilo de vida sedentario aumentan el riesgo de diabetes tipo 2.

Síndrome metabólico: puede predisponer al niño en riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes u otros problemas de salud.

“Lo fundamental es la prevención, que comienza desde la lactancia materna como principal factor protector ante esta patología, además de la consulta con el pediatra”, cerró la médica.
 

Comentarios