LOS ASESINOS FUERON CONDENADOS A CADENA PERPETUA

Repercusiones luego del fallo en el juicio por Musacchio

Luego de que la Justicia de Catamarca dictaminara la pena de prisión perpetua para los asesinos del estudiante de la Universidad Nacional de Tucumán Sebastián Musacchio, hubo reacciones encontradas de parientes de la víctima y de los condenados Santos Eusebio Quispe (27) y Diego José Antonio Yapura (20).
domingo, 5 de diciembre de 2010 · 00:00

Esteban Musacchio, hermano de la víctima, expresó su conformidad, “pero cualquiera sea la condena, a Sebastián no nos lo van a devolver más”.

“Creemos que un sector de la Justicia estuvo muy bien, aunque nos hubiese gustado que se investigara al policía (Jorge Alfredo) Nieva”, señaló. El pariente del joven oriundo de Comodoro Rivadavia aludía a un efectivo que habría olvidado informar que vio a Sebastián Musacchio en la plaza de Andalgalá días antes de su asesinato, y que el Ministerio Público pidió que sea investigado por presunto incumplimiento de deberes de funcionario público.

“Nosotros ahora cerramos una puerta. Sabemos que estas personas son los asesinos de mi hermano, y hoy lo que más me importa que ellos hayan sido condenados. Igualmente, cualquiera pena o castigo no nos va a devolver a Sebastián”, reiteró Esteban, mientras se abrazaba con su padre Eduardo Musacchio y con otra hermana.

La familia de Musacchio siguió desde el público las instancias de todo el juicio oral. Aunque en la última jornada su madre, Margarita Simeoni, prefirió no estar en la sala. Llegó luego de que se conociera el fallo y esperó junto a sus familiares que retiraran a los dos condenados.
En una breve declaración a los medios catamarqueños y visiblemente dolorida, la señora manifestó que esperaba la reclusión perpetua, que implicaba para los condenados al menos 40 años encerrados en un penal catamarqueño. “Estas personas no pueden volver a vivir en la sociedad”, acotó.

Con esa condena, Quispe y Yapura podrían gozar de distintos beneficios, tales como el de la salida laboral.

Los familiares de Musacchio no fueron los únicos en expresar su opinión. José Quispe, hermano del condenado, exigió que se investigue la supuesta complicidad de un efectivo. “Que investiguen al policía que conocemos como ‘Cachi Castro’, quien fue cómplice en todo eso; él está suelto porque nunca nadie hizo nada”, acusó.

En declaraciones al diario La Unión, indicó que cuando declaró en el debate, ese uniformado “dijo no conocer a Santos, cuando en realidad son amigos desde niños. Este policía solía decirle a mi hermano que había que matar a todos los hippies”, confesó el hombre.

“No esperábamos esto; mi madre está muy dolida, pero no voy a descansar hasta que ‘Cachi Castro’, vaya a la cárcel”, enfatizó Quispe.

Mas allá del hecho puntual del homicidio, hubo manifestaciones en Londres por parte de una comunidad hippie que acusó “discriminación” como el trasfondo de lo sucedido y así se hicieron sentir después de conocerse el veredicto, con acusaciones directas hacia la policía catamarqueña. Con una gigantografía con el rostro de Sebastián, esperaron la salida de los dos acusados.

En julio de 2009, Musacchio aprovechó el receso académico en la Escuela de Luthería de la UNT -donde cursaba estudios de fabricación de instrumentos musicales- para acampar en el paraje El Shincal, cerca de la ciudad de Londres (departamento Belén).

El 25 de ese mes, Yapura y Quispe lo golpearon para robarle sus pertenencias. Para la Justicia, este último habría ideado atacar al joven para luego quemar sus restos. Una cámara de fotos a rollo figuraba en el botín y esa fue la perdición de los autores, ya que se sacaron una foto que permitió a la policía perseguirlos, arrestarlos y ponerlos a disposición de la Justicia para responder por este brutal homicidio.

Fuente: El Siglo Web

Comentarios