CRIMEN DE VILLA GESELL

La defensa de los rugbiers pidió prisión domiciliaria para los ocho acusados

En una audiencia en el juzgado de Garantías, el abogado que los defiende solicitó el beneficio aduciendo "la presión mediática" en la que viven. A su llegada vecinos los insultaron y les gritaron "asesinos".
jueves, 13 de febrero de 2020 · 11:30

A las 9 de la mañana, dio inicio la primera audiencia por el crimen de Fernando Béz Sosa, con la presencia de los rugbiers acusados del asesinato del joven y encabezada por el magistrado David Mancinelli. Dos horas después finalizó y Fabián Anéndola, abogado defensor de la familia de la víctima, dio detalles de la reunión.

"La fiscal Verónica Zamboni, se refirió a los elementos de prueba que ya volcó en el pedido de prisión preventiva. Nosotros coincidimos en la necesidad de dictarla y el magistrado decidirá sobre el pedido mañana", inició el letrado.

"Por su parte, el abogado de defensa de los acusados pidió la prisión domiciliaria para ellos, por presión mediática", informó.

"Solo habló uno de los rugbiers, Matías Benicelli, habló y dijo que son inocentes pero vi un grupo de chicos frios y en ningún momento pidieron la palabra para mostrar arrepentimiento", sentenció Améndola

El abogado, habló también de sus diferencias con el dictamen de la fiscal, que dispuso la liberación de Juan Guarino y Alejo Milanesi. "Para nosotros todos son coautores, aunque no todos pegaron, pero todos participaron", afirmó.

Entre sus planteos fundamentaron los motivos para pedir que la imputación de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" incorpore los agravantes de "alevosía" y "homicidio por placer". "Vamos a exponer las disidencias que tenemos con la fiscalía en el análisis de la prueba", dijo Améndola.

A su llegada y a su salida, los rugbiers fueron recibidos entre gritos e insultos por parte de los vecinos del lugar, que los condenaron al grito de "asesinos".

 

Comentarios