NACIONALES

En San Juan, la Justicia aceptó el pedido de un hombre para evitar que su expareja aborte

"Le pido que lo tenga y me lo dé", había afirmado el denunciante semanas atrás y el se basó en la institución del matrimonio.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 10:44

En San Juan, la Cámara Civíl de esa provincia hizo lugar a una medida cautelar presentada por un hombre cuya expareja está decidida a abortar y le ordenó a la mujer que “se abstenga de realizar cualquier práctica que tienda a interrumpir el embarazo hasta tanto la cuestión de fondo sea resuelta”.

Este fallo, obliga de esta manera al denunciante a presentar en un plazo de 72 horas la demanda de inconstitucionalidad de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

La mujer cursa en embarazo de 12 semanas y de acuerdo a Ley IVE, que fue sancionada por el Congreso Nacional el 30 de diciembre de 2020 y promulgada el 14 de enero de 2021, toda mujer argentina tiene el derecho de decidir si lleva a término o no un embarazo, siempre y cuando tome la decisión hasta la semana 14 inclusive del proceso gestacional.

Sin embargo la decisión de los jueces de la Sala III de la Cámara Civil, Juan Carlos Noguera Ramos, Juan Carlos Pérez y Sergio Rodríguez resolvieron que se debe “hacer lugar al recurso de apelación deducido por F.A.S.” y “en consecuencia revocar la resolución” dictada el 26 de abril y “ordenar como medida cautelar de no innovar, a M.G.T.G. que se abstenga de realizar cualquier práctica que tienda a interrumpir el embarazo hasta tanto la cuestión de fondo no sea resuelta”.

Los magistrados basaron el fallo en la institución del matrimonio ya que la pareja se casó en 2018. “En el matrimonio, los esposos se comprometen a desarrollar un proyecto de vida en común”, afirmó la resolución.

En ese marco se preguntaron “si el presunto progenitor tiene o no derecho a impedir la práctica de la IVE que pretende efectuar su esposa sin su consentimiento, o en su caso, si la ley lo despoja de él y le brinda a su cónyuge plena libertad para decidir por sí sola”.

“Solo quiero que la Justicia entienda que yo y mi hijo también somos personas y tenemos derechos. Es una lucha muy difícil, los días pasan y se nos acaba el tiempo. Como pensamos diferente hemos perdido el diálogo, pero a pesar de eso le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después ella quiere continuar con su vida lo va a poder hacer”, había expresado semanas atrás el hombre que llevó el caso a la Justicia.