ACTUALIDAD

El papá de la joven que se suicidó por un video íntimo impulsa una ley contra la violencia digital

Marcelo San Román es el padre de Belén, una joven de 26 años que se quitó la vida luego de que se difundieran videos íntimos de ella. Participó de la presentación de los proyectos que proponen penas violencia digital.
martes, 12 de julio de 2022 · 19:33

La palabra de Marcelo San Román fue de las que se escuchó por menos tiempo, pero la que más fuerte sonó en un recinto del Congreso por la tarde del lunes.

Marcelo es el padre de Belén, una joven de 26 años que se quitó la vida luego de que se difundieran videos íntimos de ella. Hoy da nombre a uno de los proyectos que se presentaron contra la violencia machista digital. Para que no pase nunca más. “Tomé la decisión de honrar la memoria de mi hija”, dijo emocionado.

En el anexo C de la Cámara de Diputados se presentaron dos iniciativas -como anticipó TN- que buscan cambiar la historia en materia de violencia de género relacionada con la tecnología. Se trata de la Ley Belén y la Ley Olimpia, que proponen introducir cambios fundamentales en la legislación argentina para introducir a la violencia digital como tal y establecer penas.

“Mi hija va a estar orgullosa de mí”

El lunes por la tarde, la sala C del anexo de la Cámara baja se empapeló con violeta. Pañuelos y banderas que identifican a la Ley Olimpia, y ahora también a la Ley Belén, cubrieron los escritorios para no dar lugar a dudas.

Este proyecto debe su nombre a la activista mexicana Olimpia Coral Melo, que fue víctima de violencia digital al difundirse un video íntimo suyo cuando tenía 18 años. Encabezó la iniciativa para reformar el Código Penal mexicano y la ley local de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Actualmente, en aquel país se considera delito y está penado.

En la Argentina, el proyecto con el mismo nombre propone modificar la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres para incorporar a los espacios digitales como ámbitos en los que puede suscitarse violencia.

Pero también se promueve en comunión con el proyecto de la ley Belén, que impulsa modificaciones en el Código Penal de la Nación para prever penas de prisión de tres meses a tres años y elevar las multas establecidas.

“Tomé la decisión de honrar la memoria de mi hija, para que no le pase a ninguna otra chica”, dijo Marcelo, conmovido, en un recinto repleto de mujeres. “Decidí hablar desde el corazón y desde el dolor”, aseguró.

El caso de Belén, su hija, la agente de la policía bonaerense que cumplía funciones en Bragado, que se suicidó al verse inmersa en la más profunda angustia y vergüenza, representa la consecuencia irreparable de esta violencia.

“Mi hija no soportó ver su cuerpo, su intimidad en distintas redes, cuando un hombre, si es que se lo puede llamar así, decidió difundirlo”, expresó. “Y después fue cómplice mucha gente, por seguir viralizándolo”, remarcó.

Marcelo fue, desde 2020, cuando la historia de Belén terminó de la manera más trágica, la cara visible de la lucha de la familia para pedir justicia. “A la causa la cerraron y nunca se investigó nada”, dijo.

“Este es un dolor que voy a llevar toda la vida. Pero mi hija va a estar orgullosa de mí, como padre y como hombre. Por eso siempre pido empatía”, sostuvo.

En un discurso breve y profundo, el hombre se mostró emocionado por el hecho de que una ley pueda llevar el nombre de su hija, y pidió que el tratamiento de estos casos cambie en la Justicia. “No puede ser que se naturalicen estas cosas, que maten a una chica y no pase nada. Belén también sufrió violencia física. Tiene que haber una condena”, reclamó.

Ni “porno” ni “venganza”: qué proponen la Ley Olimpia y la Ley Belén

La difusión no consentida de material íntimo, la mal llamada pornovenganza o “sextorsión” no constituyen un delito en la Argentina. Apenas es una contravención en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, y con una pena muy baja.

En los últimos años, a la par del avance de las tecnologías de la comunicación e información, agrupaciones feministas comenzaron a impulsar modificaciones en la legislación a nivel nacional.

Esta iniciativa tomó forma concreta de la mano de la organización Género y TIC (GENTIC), y el grupo Ley Olímpia Argentina, que sumó apoyo desde las filas del Congreso, con la diputada del Frente de Todos Mónica Macha. Se materializó en dos proyectos: el de “Ley Olimpia” y “Ley Belén”. Estas son las principales propuestas de los proyectos:

Proyecto de Ley Olimpia

Propone modificaciones en la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, para que se incorporen los espacios digitales como ámbitos en los que puede suscitarse violencia.

Introduce la definición de “violencia digital o en línea”

Contempla, en la definición, la obtención, reproducción y difusión por cualquier medio de datos personales, material digital real o simulado, íntimo o de desnudez de las mujeres, sin su consentimiento, discursos de odio de género, patrones estereotipados sexistas, o que impliquen situaciones de acoso, amenaza, extorsión o control virtual, o acciones que atenten contra la integridad sexual o identidad digital de las mujeres a través de las TIC.

Proyecto de Ley Belén

Propone modificaciones en el Código Penal de la Nación: para prever penas de prisión de tres meses a tres años y elevar las multas establecidas.

 

Más de