¿TRATA?

Hallan a cinco chicas que iban tapadas con una lona en un trailler

Ocurrió en Salta. Las menores viajaban ocultas sin documentos, rumbo a Capital desde Bolivia.
viernes, 04 de noviembre de 2016 · 23:04
El cuadro tiene todos los condimentos de ser un caso de trata de personas. En un puesto de control sobre la Ruta Nacional 34, de la localidad salteña de Aguaray, Gendarmería Nacional descubrió el lunes a la madrugada a cinco nenas ocultas que viajaban sin documentación en el tráiler de una camioneta Partner negra. Los conductores, dos hombres, y una mujer -esposa de uno de los pasajeros-, no pudieron acreditar que las menores formaran parte de su familia, según afirmaron las fuerzas de seguridad.

Las menores tienen entre 4 y 17 años. Aparecieron ante los ojos del Escuadrón 54 de Gendarmería cuando, al verificar el carrito, los uniformados destaparon la lona con la que estaban cubiertas. Junto a ellas, había un mono, una cabra y cuatro perros. Una escena inverosímil.

El vehículo transportaba 10 ocupantes. Había 7 chicas menores de edad, aunque las autoridades pudieron confirmar que dos de las nenas eran efectivamente hijas del matrimonio. Los sospechosos insistieron en que el grupo en su conjunto tenía domicilio en el barrio de Pompeya, de la ciudad de Buenos Aires, y que regresaba desde un viaje que la familia había realizado a Bolivia.

"Las chiquitas están bien, pero ninguna quiere hablar, ni siquiera la de 17 años", explicó Claudia Subelza, secretaria de la Niñez del municipio de Salvador Mazza, quien tomó conocimiento del caso y se dedicó a buscarles alojamiento a las chicas.

"Una de las chiquitas, la de 10 años, nos llamó particularmente la atención porque fue la única que dijo que si ellas hablaban, las iban a mandar a un hogar donde las iban a golpear, e iban a pasar hambre y sed", añadió la funcionaria.

Otra de las incógnitas que se busca dilucidar es el rol del segundo hombre, quien tampoco llevaba documentos encima. El hombre está sospechado de haber sido expulsado de Bolivia y formar parte de una banda que se dedicó a la trata de personas.

Las niñas no identificadas quedaron a disposición de una jueza de menores, que las trasladó al hogar de niños en tránsito Nueva Esperanza, de la localidad de Profesor Salvador Mazza.

Los tres adultos están libres, pero con una causa abierta por infringir la ley de identidad, que quedó en manos del juez federal de Orán, Gustavo Montoya. El magistrado busca determinar si hubo una retención y ocultamiento de menores, que tiene una pena que va de 3 a 10 años de prisión; o bien se perpetró el delito de supresión y detención de menores, que prevé una pena de 5 a 15 años de prisión.

Comentarios