SALUD

Alerta por la aparición de un tipo de hepatitis aguda en niños, de origen desconocido

Este tipo de hepatitis no es generado por los virus conocidos, sino por un adenovirus por lo que desde la Sociedad Argentina de Pediatría recomendaron estar atentos a los síntomas y reforzar la vacunación. Todos los detalles.
jueves, 28 de abril de 2022 · 09:58

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer con preocupación la aparición de un brote de hepatitis aguda de etiología desconocida con casos registrados por el momento en 12 países del mundo.

Desde el 15 de abril, que alertaron sobre este tema, el número de estos casos aumentó y hasta el 21 de abril ya se habían notificado al menos 169 casos de hepatitis aguda de origen desconocido.

Informados sobre esta novedad, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) emitió un documento donde señalaron que si bien no se ha observado en el país ni en la región un aumento de casos de hepatitis aguda en relación a otros años, "debemos sensibilizar la sospecha de hepatitis ante la aparición de casos compatibles según definiciones y realizar la notificación a través del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) o a su referente epidemiológico".

"Esto es una alerta tanto para los profesionales como para la comunidad en general", expresaron y pidieron "estar alertas a los síntomas".

¿Cuál es la sintomatología?

Los médicos piden estar atentos y realizar una consulta inmediata si los niños presentan decaimiento, palidez, dolor abdominal, vómitos, y la falta de coloración en materia fecal y oscurecimiento de la orina. Incluso puede haber una tendencia al sueño y debilidad.

Recomendaciones de la SAP

  •  La vacunación contra las hepatitis A y B han reducido notablemente la circulación de estos virus en nuestra población. Sin embargo, se observa una reducción de la cobertura a partir de la pandemia por Sars-CoV-2. Se recomienda iniciar o completar esquemas de vacunación de acuerdo con el Calendario Nacional de Inmunizaciones.
  • El tratamiento de la hepatitis es de sostén, vigilando el desarrollo de insuficiencia hepática, que es poco frecuente en la evolución de estos pacientes.
  • Es importante ser cautelosos y brindar serenidad e información adecuada a las familias, haciendo hincapié en la vacunación para hepatitis A y B, manteniendo condiciones de ventilación, higiene de manos y superficies.