EN BARRIO SUR

Una joven denunció que la quisieron dormir en plena calle

Según su relato, un hombre le colocó una sustancia en su pantalón y comenzó a sentirse mal. “Sentía que no llegaba; me veía morir”, dijo.
sábado, 06 de julio de 2019 · 09:47

“Lo único que quería era correr y correr. Pero sentía que no llegaba, me veía morir”, describió ayer Julieta Rébola. En la joven, de 21 años, todavía está latente el miedo y la desesperación que había sentido la noche anterior, en momentos en que un desconocido se precipitaba hacia ella y quedaba casi desvanecida en la vereda sur de calle General Paz al 500, en la capital. “Él me chocó y me tocó el pantalón. En ese instante, comencé a sentir que se me amortiguaban las piernas; no podía hablar. Me tocó, lo miré y me sonrió”, rememoró.

La muchacha denunció ayer en tribunales penales el ataque de un hombre en plena vía pública, el jueves pasadas las 19. Según la víctima, el sospechoso podría haberla agredido con una sustancia tóxica para que perdiera el conocimiento y así cometer un posible delito, como privación ilegítima de la libertad o con fin de robo.

La joven aseguró que, luego de que el desconocido la tocara, había comenzado a sentirse mal. “Fue un golpe leve, como si hubiera utilizado un almohadón (...) Se me amortiguaron las piernas y parte de la mandíbula. Sentí ácida la garganta. El efecto duró cinco minutos”, manifestó.

Rébola mencionó que “no había nadie en la vereda cuando un hombre, que llevaba pantalón de vestir color beige, barba candado”, avanzaba hacia ella. “Era de estatura media y tenía algo blanco en la mano. Cuando me tocó la pierna, me fijo para ver que tenía. Ahí, sonríe y empieza a acercarse con la cosa blanca de nuevo”, señaló.

La ayuda

La muchacha pudo ingresar segundos después a un bar nocturno, ubicado a metros del lugar donde se cruzaron ambas personas. “Entré al bar y los empleados me asistieron. Me dieron agua y alcohol en gel. No podía hablar. Estaba ya con ataque de nervios”, recordó.

“Pedí ayuda y les dije a los chicos, empleados del lugar, que no dejaran ir con nadie porque me sentía mal. Les solicité también que llamaran a mi mamá para auxiliarme. Los chicos se portaron muy bien”, agregó.

La víctima realizó la denuncia en la mañana de ayer en mesa de entrada de Tribunales de avenida Sarmiento al 400. “Me pidieron que no lavara la ropa y que iban a buscar filmaciones de cámaras de seguridad de la cuadra. Dijeron que me harían análisis toxicólogos para determinar si hubo transmisión de alguna patología, por ejemplo”, relató.

La causa fue derivada por la tarde a la Fiscalía en lo Criminal III, a cargo de Pedro Gallo, según se conoció. “Por la tarde fui a la fiscalía y me preguntaron si estaba segura que denunciaba a un desconocido; si estaba segura que me había tocado la pierna, y si me habían drogado. También insinuaron que pudo haberme bajado la presión”, expresó.

Rébola busca ahora acceder a las grabaciones de las cámaras de la zona para poder ratificar la denuncia, “verificar cada acción del desconocido y tratar de saber, justamente, quién había sido el agresor”.

Fuente: La Gaceta

Comentarios