POLICIALES

Murió chocado por una camioneta que fue incendiada por sus vecinos

Un llamado al sistema de emergencia 911 alertó que desconocidos habían incendiado un vehículo
martes, 12 de mayo de 2020 · 17:40

Poco se hablaba el lunes en los barrios Oeste I y II de lo que había pasado después del accidente de tránsito. Es más, en la misma comisaría local se evitaba dar referencias sobre la destrucción de una camioneta Toyota Hilux por el fuego. En esa zona de la capital sólo se expresaba lamento y dolor por la muerte de Sergio Nicolás Silva, un joven de 24 años, como consecuencia de un choque entre una moto y el vehículo.

“Me vinieron a avisar y salí volando. Estaba tiradito en el suelo. Lo sentí helado, estaba prácticamente muerto. Abría los ojitos y me miraba”, relató Juana Albornoz, abuela del motociclista. “¿Qué te pasa, papá? Eso le pregunté. Era un hielo”, añadió la mujer, de 76 años.

El hecho ocurrió el domingo en la madrugada en la zona conocida como las cinco esquinas, entre calles Belisario Roldán e Italia. Silva circulaba en su moto. Fue arrollado por una camioneta de color gris, según testimonios del caso y fuentes oficiales. El motociclista fue expulsado por el impacto y cayó al asfalto, casi inconsciente. Fue llevado luego al hospital Padilla, donde se confirmó su deceso.

Sin embargo, la tragedia derivó en otro incidente. La familia propietaria de la Toyota Hilux se retiró del lugar y llevó la camioneta hasta su vivienda particular, ubicada en uno de los monoblocks del barrio Oeste I, a pocas cuadras del lugar del siniestro. Allí se registró un rato después un cruce entre esa familia y posibles allegados de la víctima, que desembocó en el incendio de la camioneta.

De acuerdo al reporte policial, un llamado al sistema de emergencia 911 alertaba que desconocidos habían incendiado un vehículo en esa misma dirección y que, probablemente, esa situación tenía relación con el accidente.

Cuando los policías llegaron a un departamento de planta baja, una mujer, de 38 años, relató que había protagonizado un choque, mientras circulaba en la camioneta de su esposo por calle Italia, intersección Belisario Roldán. Esta persona contó que había asistido a la víctima y que luego desconocidos se habían llevado la moto. A la vez, describió que familiares le efectuaron amenazas posteriormente. Dijo que fue demorada luego en la seccional 12.


“Nosotros no sabemos nada de lo que pasó luego. No sabemos quiénes fueron”, expresó Sergio Daniel Silva, de 46 años y padre del chico fallecido. “Todos en el barrio lo querían y ahora están muy dolidos por su muerte (…) No sabemos qué pasó. Aquí, los chicos no son malos. Capaz que los mismos dueños del vehículo le prendieron fuego por algo”, acotó, por su parte, Albornoz.

A partir de algunos indiciones, los investigadores recibieron otra versión sobre el siniestro. Estos elementos hicieron referencia a que un joven, también miembro de la familia, habría manejado el rodado y habría asistido a Silva, tras el choque, no así la mujer.
 

“Sergio trabajaba con mi papá. Le hacía trámites, ya que mi viejo es secretario general de los panaderos. Se movía en su moto. Era mi hijo mayor, criado por su abuela”, contó Sergio Daniel, el padre de la víctima.

“Estaba durmiendo. Me enteré cuando estaba en el hospital (Padilla). No sé cómo ha sido el accidente. Inclusive, no vi la moto, que está en la comisaría. Recién me levanté, el domingo tuvieron que tranquilizarme con medicamentos para poder dormir. Los amigos me dijeron que, supuestamente, los dueños quemaron la camioneta. Pero no sé nada”, añadió el padre. /La Gaceta

Más de